• 2017cover Actualidad
  • 1
Martes, 28 Noviembre 2017 13:53

El profesor Miguel Ángel Otaduy recibe una prestigiosa beca de investigación de la Unión Europea

El investigador desarrolla un proyecto que pretende explorar nuevas formas de recrear tecnológicamente el sentido del tacto. La subvención forma parte de la convocatoria Consolidator Grant, con una dotación de 1.968.812 euros para cinco años.

Irene Vega

El profesor Miguel Ángel Otaduy, investigador de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), desarrollará una metodología de diseño computacional innovadora aplicada a la tecnología háptica. Esta tecnología consiste en la activación del sentido del tacto aplicando fuerzas, vibraciones o movimientos al usuario. A pesar de su potencial impacto científico, industrial y social, el tacto aún no se conoce lo suficiente y apenas se ha explotado en el campo de la tecnología. Para dar respuesta a esta oportunidad, el proyecto TouchDesign, concedido al profesor de la URJC por el Consejo Europeo de Investigación (ERC, European Research Council), tiene como objetivo conseguir nuevos avances en los campos de biomecánica de contacto, modelado perceptual y diseño computacional. Además, tendrá numerosas aplicaciones prácticas como el diseño y fabricación de productos con propiedades táctiles controladas. “Este proyecto innovará en dos líneas de aplicación muy importantes. Por un lado, dotará a los diseñadores de objetos cotidianos, como por ejemplo la ropa, de herramientas para diseñar las propiedades táctiles, textura, ergonomía, etc. Por otro lado, buscará nuevas maneras de interactuar con la tecnología, por medio del tacto”, explica el profesor Otaduy. “Los dispositivos hápticos o dispositivos de tacto virtual nos permiten tocar y sentir los objetos que vemos en un ordenador. Un mayor conocimiento del tacto nos permitirá revolucionar esa tecnología”, añade. 

Convocatorias Consolidator Grants

El ERC ha anunciado hoy la adjudicación de las Consolidator Grants, que se otorgan a 329 de los mejores investigadores de todo el mundo que trabajan en los Estados miembro. La financiación, que forma parte del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea (UE), tiene un valor total de 630 millones de euros y les dará la oportunidad de tener un impacto de largo alcance en la ciencia y más allá. “Conseguir una Consolidator Grant es extremadamente difícil para un investigador debido a la alta competitividad de estas ayudas y supone un reconocimiento muy importante para nuestra universidad, ya que se reconoce el talento investigador que en ella tenemos”, destaca Visitación López-Miranda, vicerrectora de Investigación de la URJC. “Para la Universidad Rey Juan Carlos es un honor contar con profesionales como el profesor Otaduy”, señala la vicerrectora.

Los beneficiarios llevarán a cabo sus proyectos en universidades y centros de investigación en 22 países diferentes de Europa. Los proyectos de investigación propuestos por los nuevos beneficiarios abarcan una amplia gama de temas en las ciencias físicas y la ingeniería, las ciencias de la vida, así como las ciencias sociales y las humanidades.

El ERC ha evaluado 2.538 propuestas de investigación esta vez, de las cuales se financiará el 13%. Las subvenciones crearán aproximadamente 2.000 puestos de trabajo para postdoctorados, estudiantes de doctorado y otro personal que trabaje en los equipos de investigación de los beneficiarios.

Ayudas a la investigación del Consejo Europeo de Investigación

El Consejo Europeo de Investigación, creado por la Unión Europea en 2007, es la primera organización de financiación europea para la investigación de excelente frontera. Cada año, selecciona y financia a los mejores investigadores creativos de cualquier nacionalidad y edad para ejecutar proyectos en Europa. El ERC tiene tres esquemas básicos de subvenciones: Starting Grants, Consolidator Grants y Advanced Grants

Las becas Consolidator ERC se otorgan a destacados investigadores de cualquier nacionalidad y edad, con al menos siete y hasta doce años de experiencia después de doctorado, y una trayectoria científica que muestra una gran promesa. La investigación debe llevarse a cabo en una organización de investigación pública o privada ubicada en uno de los Estados miembros de la UE o países asociados. La financiación (máximo de 2 millones de euros por proyecto) se otorga por hasta cinco años y cubre principalmente el empleo de investigadores y otro personal para consolidar los equipos de los beneficiarios.