• 2017cover Actualidad
  • 1
Viernes, 23 Febrero 2018 10:00

Luz solar para potabilizar agua

Un equipo de científicos de la URJC trabaja en el desarrollo de nuevos modelos de transporte y aprovechamiento de la luz solar para la desinfección de aguas. Este proyecto está compuesto por otras 17 instituciones de diversos países europeos y africanos.

Irene Vega

La utilización de la luz solar para desinfectar agua y que sea apta para el consumo humano es una de las técnicas más extendidas en países en vía de desarrollo. El denominado proceso SODIS está recomendado por la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y Cruz Roja porque requiere una inversión mínima económica y su aplicación a nivel doméstico es muy sencilla. Para su implantación los usuarios solo necesitan unos contenedores de agua transparentes.

El trabajo que están desarrollando investigadores del Grupo de Ingeniería Química y Ambiental (GIQA) de la URJC tiene como objetivo reducir las tasas de enfermedades intestinales y absentismo escolar en escuelas de zonas rurales del norte de Etiopía. “Nuestro labor se centra en coordinar las actividades que se están llevando a cabo en provincia de Tigray para contribuir en la mejora del rendimiento de estos sistemas de desinfección solar de agua”, explica Javier Marugán, investigador principal del proyecto en la URJC.

Asimismo, el equipo de la URJC está investigando en el desarrollo de nuevos modelos de transporte y aprovechamiento de la luz solar para calcular la eficacia de los diferentes sistemas de desinfección considerados en el proyecto. Los resultados que obtengan servirán para la predicción del comportamiento de los prototipos implementados en otros países africanos, como Uganda, Malawi y Sudáfrica.

Red de investigación europea y africana

La URJC es miembro del proyecto WATERSPOUTT (Water Sustainable Point-of-Use Treatment Technologies), junto con otras 17 instituciones y centros de investigación de diversos países europeos y africanos. Este consorcio está financiado por el Programa Europeo Horizonte 2020.

El proyecto está liderado por el Royal College of Surgeons in Ireland (RCSI) y los grupos de investigación que participan son de ámbitos muy diferentes, desde las ciencias experimentales e ingeniería hasta científicos sociales. Estos últimos tienen un papel clave en la superación de las barreras sociológicas, antropológicas y culturales que es necesario vencer para la implantación de las tecnologías.

Las principales líneas de investigación se centran en el desarrollo de diferentes tecnologías de potabilización de agua con luz solar. Por un lado, se está trabajando en el diseño de colectores solares para acoplarlos a los sistemas de captación de agua de lluvia (con capacidad  de suministrar hasta 125 L/día de agua potable). Por otro, se está empleando la tecnología de filtración cerámica de agua para combinarla con el proceso SODIS, posibilitando la inactivación de virus y bacterias capaces de atravesar los filtros.

Además, se está experimentando en la utilización de bidones transparentes de 20 litros para comprobar su eficacia. Estos contendores tienen que permitir el paso de la radiación solar y ser resistentes porque son expuestos al sol durante un tiempo determinado para conseguir la desinfección del agua contenida.