• 2017cover Actualidad
  • 1
Martes, 29 Mayo 2018 09:59

El profesor Ozcáriz descubre que el senador Galo gobernó Hispania más tarde de lo que se creía

Tabula Lougeiorum, Álvaro Pérez Vilariño (Flickr) Tabula Lougeiorum, Álvaro Pérez Vilariño (Flickr)

El historiador de la URJC ha realizado un estudio, basándose en grabados y fuentes literarias y numismáticas, y ha llegado a la conclusión de que Cayo Asinio Galo ocupó el cargo de gobernador en los años 1 a.C. - 3 d.C. y no entre el 7 y 4 a.C., como se creía hasta el momento.

Irene Vega

Cayo Asinio Galo fue uno de los senadores más relevantes del Imperio romano durante los mandatos de los emperadores Augusto (31 a.C.-14 d.C.) y Tiberio (14 d.C.-37 d.C.). En el año 8 a.C. fue cónsul en Roma y después gobernador de la provincia Hispania citerior, con capital en Tarragona. Hasta este momento la mayoría de los autores han fechado el gobierno en la Hispania citerior del senador Cayo Asinio Galo entre los años 7 y 4 a.C.

Sin embargo, el trabajo de Pablo Ozcáriz Gil, investigador de la URJC y director del grupo ‘Fortuna Redux’ de Historia Antigua, demuestra que el senador Galo no pudo ser gobernador en Hispania durante ese periodo de tiempo. El estudio, publicado en Latomus: Revue d'études latines, revista belga y una de las más destacadas en la especialidad en Historia Antigua, prueba que en esas fechas Cayo Asinio Galo no podía estar en Hispania, ya que se encontraba en la provincia de Asia como gobernador.

Este trabajo se integra dentro de la línea de investigación de Pablo Ozcáriz sobre la administración provincial de la provincia Hispania Citerior en el Alto Imperio romano. El investigador ha publicado diversos libros, artículos y capítulos sobre el tema.

Inscripciones, sentencias y monedas: claves del descubrimiento

La epigrafía, ciencia que estudia las inscripciones o los escritos antiguos grabados en una superficie dura, y el análisis de fuentes literarias y numismáticas han sido claves para apoyar estas conclusiones. “Galo aparece citado en varias inscripciones de Éfeso (bien datadas) y en una sentencia enviada por carta por el emperador Augusto a los ciudadanos de Cnido (provincia de Asia), lo que demuestra que no se encontraba en Hispania en los años 7 y 4 a.C.”, explica Pablo Ozcáriz.

En este trabajo se defiende también que Galo habría ocupado el cargo de gobernador de Hispania unos años después, coincidiendo con la datación de la tabula (ver imagen) que lo menciona en territorio de los astures en el año 1 d.C. “Consiste en un tratado de amistad entre Galo y una comunidad indígena local. La tabula se encuadra perfectamente en la labor de ‘romanización’ y de administración que debía llevar a cabo un gobernador durante el ejercicio de su mandato en esta parte de la provincia. No se trata de un homenaje que Galo habría recibido años después de estar en la Península. Por todo ello, teniendo en cuenta que la duración del cargo era de tres años, este estudio propone la nueva datación de su gobierno en la Hispania citerior en los años 1 a.C. - 3 d.C”, concluye el investigador de la URJC.

La modificación de la fecha de un cargo tan importante, como es el de uno de los senadores más relevantes del Imperio, hace que este estudio suponga un avance en la investigación de los gobernadores provinciales de la Hispania romana.