• 2017cover Actualidad
  • 1
Martes, 06 Octubre 2015 15:45

Fundación Universia, Fundación Konecta y la URJC entregan seis Ayudas Económicas a emprendedores con discapacidad

Se ha celebrado la Primera Edición de la convocatoria de ayudas para apoyar proyectos de emprendimiento, promovidos por universitarios con discapacidad, donde se hizo entrega de seis ayudas de 2.000€ cada una, gracias al acuerdo que el pasado mes de diciembre suscribieron Fundación Universia y la Cátedra para el Fomento del Emprendimiento de las Personas con Discapacidad (de la que forman parte Fundación Konecta y la Universidad Rey Juan Carlos).

Estas ayudas pretenden facilitar la puesta en marcha de dichos proyectos y, por tanto, fomentar e impulsar la carrera emprendedora de los ganadores. En el acto se contó con una breve presentación de cada uno de los 13 proyectos finalistas antes del fallo final del jurado que, bajo la presidencia del Rector de Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Suárez Bilbao, la Directora de RSC de Fundación Konecta Graciela de la Morena, y el Director General de Fundación Universia Ramón Capdevila, comunicaron el nombre de los proyectos receptores de estas primeras ayudas.

Los proyectos abordan diferentes ámbitos del conocimiento, desde las TIC accesibles hasta el ocio inclusivo, pasando por la práctica deportiva o la gestión de la RSE de grandes empresas. TechNow, Cadena de Valor, Led my bike, La Choza de los Yayos, You Can do It, y El Súper para Todos (en todos los casos liderados por emprendedores con discapacidad), son los nombres de los proyectos ganadores y, en su propia denominación, recogen los valores de igualdad, inclusión, universalidad y accesibilidad como principios rectores de un conjunto de nuevas empresas que, por defecto, aportarán a nuestra sociedad no algo nuevo, sino novedoso en su forma de hacer.

PROMOCIÓN DE LA CULTURA EMPRENDEDORA INCLUSIVA

La Cátedra tiene como misión promover y facilitar el desarrollo de una educación especializada, de una cultura emprendedora y una actividad económica del colectivo de la discapacidad. Todo esto con el fin último de contribuir a la formación de profesionales cualificados y a la generación de empresas competitivas.

En este sentido también se pretende generar las líneas de acción suficientes que permitan a las personas con discapacidad (física, psíquica, sensorial o intelectual) participar del emprendimiento, atendiendo a sus características personales y como colectivo, generando espacios comunes de encuentro y entendimiento, aportando formación especializada y gestionando los apoyos necesarios para conseguirlo.