• Noticias 2
  • 1
Lunes, 01 Febrero 2016 14:07

Conmemoración de Santo Tomás de Aquino 2016

La URJC invistió doctores “honoris causa”  al director del CNI, general Sanz Roldán, y al hispanista alemán Hans-Josef Niederehe

Se otorgó el máximo grado académico a casi un centenar de alumnos

 

El rector de la URJC, Fernando Suárez, y el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Iñigo Méndez de Vigo, presidieron el acto académico conmemorativo de la festividad de Santo Tomás de Aquino. En el transcurso del mismo casi un centenar de alumnos de la URJC, pertenecientes a todas las áreas de conocimiento, recibieron el grado doctoral. Además, fueron investidos doctores “honoris causa” por la Universidad Rey Juan Carlos el filólogo alemán Hans-Josef Niederehe, catedrático de filología románica de la Universidad de Tréveris y el general de Ejército D. Félix Sanz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia. Como en ocasiones precedentes se hizo entrega de medallas conmemorativas de la Universidad a miembros de los cuerpos docentes y del P.A.S.  jubilados durante el último año. Al acto asistieron numerosas autoridades, entre ellas el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante García Sánchez y el secretario general de Universidades, Jorge Sáinz. 

La ceremonia, que se desarrolló conforme al más solemne protocolo académico, se inició con la interpretación del “veni creator” por parte del coro universitario. Abierta la sesión, el secretario general, profesor Andrés Gambra, fue convocando al estrado a los alumnos de las diferentes Escuelas y Facultades que han obtenido el grado doctoral durante el último curso. Concluida esta primera parte del acto, y entregadas las medallas conmemorativas a personal jubilado de la URJC, se procedió al acto de investidura como doctores “honoris causa” del filólogo alemán Hans-Josef Niederhere y del general Sánz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia.

En primer lugar tomó la palabra el profesor Miguel Ángel Esparza para pronunciar la laudatio del profesor Niederhere. En su intervención invocó los notable méritos científicos y académicos que acredita el filólogo germano, destacando su fecunda obra como catedrático de la histórica universidad de Tréveris y su magisterio internacional en el campo de la filología románica, el estudio específico de las lenguas española y francesa y una tarea investigadora amplísima “que abarca campos muy diferentes, desde la historiografía lingüística hasta la sociolingüística, con ocasionales aproximaciones a cuestiones de teoría lingüística, semántica o a la aplicación de los nuevos métodos de la lingüística informática”.

Un gran hispanista alemán.-

En el enunciado de méritos, Esparza destacó que el hispanista alemán Hans-Josef Niederhere es uno de los mayores expertos mundiales en la figura y la obra del rey Alfonso X el Sabio. Y fue precisamente la figura del monarca castellano el eje central de la intervención del profesor Niederhere. En su intervención puso de manifiesto un exhaustivo conocimiento de la vida y obra del Rey Sabio y llamó la atención sobre la relevancia que para España y el mundo ha tenido Alfonso X, algo no siempre reconocido ni valorado.

Alfonso X tenía, además, estrechísima relación con Alemania pues su madre, Beatriz de Suabia, era hija de Felipe de Alemania y nieta, nada menos, que del emperador Federico I Barbarroja. Al margen de este detalle singular, el profesor Niederhere hizo precisas y meticulosas referencias a la obra de Alfonso X el Sabio, desde las Cantigas a la General Estoria, pasando por las Siete Partidas, la Escuela de Traductores de Toledo o las célebres Tablas Alfonsíes, un tratado de astronomía que es una obra anticipatoria y excepcional en su campo. En resumen, el doctor Niederhere acreditó un sólido y exhaustivo conocimiento de la figura de Alfonso X y, por ende, de la etapa correspondiente al reinado del monarca y la influencia mundial de su legado.

Sanz Roldán, prudente servidor del Estado.-

Por lo que al general Sanz Roldán se refiere, correspondió al profesor Arnaldo Alcubilla, pronunciar el discurso laudatorio para defender la concesión del grado doctoral al director del CNI. Arnaldo hizo un repaso de la trayectoria profesional de Sanz Roldán y señaló que este doctorado Honoris Causa “supone sumar a un servidor de España del máximo grado” y destacó del director del CNI que es un “hacedor de Estado que se distingue por la búsqueda del equilibrio y la prudencia”. También indicó que Sanz Roldán ha mostrado durante toda su carrera profesional y, especialmente en su etapa actual como director del CNI, grandes dosis de integridad y patriotismo, así como el empeño constante de Sanz Roldán para relacionar la Universidad con la Seguridad y la Inteligencia. En este sentido hizo mención a la puesta en marcha, hace 10 años, de la Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos que el CNI tiene con la URJC.

El nuevo doctor “honoris causa” por la Universidad Rey Juan Carlos, el director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, puso de manifiesto que su doctorado supone un “hecho singular en la Historia de España porque simboliza la unión entre la milicia y la cultura”, elemento que marcó todo su discurso. Hizo varias y precisas referencias a la relación entre los soldados y la cultura, deteniéndose en figuras de la historia de España como, El Marqués de Santillana, el Duque de Rivas, Garcilaso de La Vega, Jorge Manrique y Miguel de Cervantes y, más recientemente, José Cadalso, Camilo José Cela o Antonio Mingote.

Evocó también su paso por el Real Colegio de Artillería de Segovia, centro de formación militar pero institución también señera y muy notable en su tiempo en el campo científico y tecnológico. El director del CNI Sanz Roldán hizo un repaso de su formación militar y su determinación para  “servir al Estado a través de la búsqueda de la excelencia”. En este sentido, Sanz Roldán ha establecido un paralelismo entre el Centro Nacional de Inteligencia y la Universidad como dos comunidades “de buscadores de la verdad”, y ha destacado que el Centro que dirige nunca “ha hecho nada en beneficio propio”.

Reivindicación del grado doctoral.-

Cerró el acto académico el rector de la URJC, profesor Suárez Bilbao. Aludió con afectuosas palabras a los estudiantes que han obtenido el grado doctoral, a quienes trasladó su enhorabuena así como a sus directores de tesis. Lamentó, una vez más, que en España el grado doctoral no esté suficientemente reconocido y valorado en el ámbito profesional, siendo como es una demostración de excelencia y altísima cualificación.

 El rector Suárez ensalzó la figura de Tomás de Aquino, referente de la sabiduría, el magisterio y el pensamiento humanista. Felicitó a los nuevos doctores “honoris causa” de quienes destacó sus altos méritos. En el caso del profesor Niederhere le atribuyó su condición de alemán que participó en la reconstrucción del país tras la guerra mundial, contribuyendo desde su cátedra y sus trabajos docentes y científicos.  Suárez mostró su admiración por el prolijo conocimiento que el hispanista germano tiene de Alfonso X el Sabio y su tiempo.

Del general Sánz Roldán dijo que era un militar que viene del ejército del siglo XX y que ha sabido adaptarse a las exigencias y desafíos del siglo XXI.  Le felicitó por la competencia y alta profesionalidad del Centro Nacional de Inteligencia y celebró que entre el CNI y la URJC existan ámbitos de cooperación académica que deberán ser reforzados.

 Arnaldo HonorisYPadrinos RectorAlemanPadrino RectorSRArnaldo RectoryMinistro SR SRyMesa SRyMinistro