• 2017cover Actualidad
  • 1
Jueves, 27 Abril 2017 11:36

Estudiantes de la URJC crean el primer superhéroe informativo de web serie para la Comisión Europea

A través del personaje de ficción ‘Jobbing Hood’, dos alumnos y una profesora de la URJC han diseñado una herramienta de información sobre ayudas de la Comisión Europea para jóvenes.

La universidad forma, investiga y también produce soluciones aplicables a problemas del mundo real. Así lo ha hecho esta vez la Universidad Rey Juan Carlos creando la primera web serie de ficción, una herramienta informativa para la Comisión Europea. En la serie 'Jobbing Hood, un graduado frente a Europa', un descendiente del mito medieval inglés auxilia a los jóvenes que buscan vías para integrarse en el mercado laboral. Los ocho episodios, que se han publicado esta semana en la red, representan además una innovación en los formatos de marketing institucional porque las fronteras entre géneros se borran definitivamente. Es ficción, es información y es entretenimiento a la vez que herramienta de marketing institucional.

En cada mini episodio de Jobbing Hood, él héroe, interpretado por el actor Carlos Ceña, se les aparece a distintos jóvenes que atraviesan la tesitura de componer su curriculum, buscar prácticas de trabajo o ampliar su formación, entre otras cosas. Entre el humor y la magia, los personajes ‘asaltados’ descubren diferentes medidas que la Comisión Europea ha puesto en marcha para favorecer la integración laboral de los jóvenes.

El producto audiovisual es consumible como entretenimiento, a la vez que surte de información y facilita a los jóvenes el acceso a unos datos que quizá de otro modo no descubrirían, aunque estuviesen publicados en boletines oficiales. En este caso, ha sido una institución pública, la Comisión Europea, pero el formato es utilizable para otros campos productivos y aplicable a otras necesidades divulgativas, formativas y de documentación.

Jobbing Hood, un proyecto competitivo

La web serie ganó en octubre de 2015 una convocatoria competitiva de la Comisión Europea en Madrid en la que 96 proyectos llegaron a ser evaluados y finalmente sólo 17 lograron financiación.

La profesora Concha Mateos y los jóvenes realizadores Pablo López y Luis Lanchares plantearon algo que no se había hecho nunca antes, ya que “en la universidad tenemos el compromiso de utilizar los conocimientos y experimentar en la búsqueda de nuevas soluciones y nuevas prácticas sociales para poner los hallazgos al servicio de las necesidades de las organizaciones, las instituciones y las empresas”, afirma la profesora Mateos.