• 2017cover Actualidad
  • 1
Lunes, 06 Noviembre 2017 11:30

Estudiantes con discapacidad intelectual podrán titularse en la URJC

La Universidad Rey Juan Carlos y la Fundación Juan XXIII Roncalli firman un convenio para ofrecer formación superior a estos jóvenes. Para ello elaborarán una nueva oferta académica que, además, integrará a los estudiantes en la vida universitaria. 

Raúl García Hémonnet

El convenio permitirá a estudiantes con discapacidad intelectual y/o enfermedad mental optar por primera vez a títulos universitarios, siempre que tengan una formación profesional previa. Según señala la Fundación XXIII Roncalli en un comunicado, “se trata de un acuerdo pionero en el ámbito educativo que rompe con los modelos tradicionales o enfoques generalistas de integración social”.

En este sentido, durante la firma del convenio, el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos ha recordado que “la URJC es líder nacional e internacional en la atención a las personas con discapacidad”. Este liderazgo se debe, ha añadido el rector, “tanto al trato a estudiantes y profesores con discapacidad, como a la creación de nuevos programas formativos de atención a este colectivo”. El rector ha señalado también que, aunque “La URJC está a la vanguardia en la atención a personas con discapacidad, queremos seguir avanzando”.

En esta misma línea, el rector ha aseverado que “dado que la Fundación Juan XXIII Roncalli es también una entidad pionera en este ámbito, la colaboración entre las dos instituciones era imprescindible”.

Según Rocío Alonso, directora de innovación y desarrollo de la Fundación Juan XXIII Roncalli, esta colaboración “permitirá que personas con un mayor nivel de discapacidad intelectual que hayan recibido una formación profesional puedan cursar unos estudios universitarios”.

ConvenioJuanXXIII2

Desarrollar una universidad inclusiva 

A través del convenio firmado, señalan desde la Fundación, “las dos entidades se comprometen a trabajar juntas en el desarrollo de una universidad inclusiva con ámbitos de colaboración entre alumnos con y sin discapacidad”.

La Universidad y la Fundación desarrollarán de manera conjunta una oferta formativa superior en el ámbito universitario, adecuada para personas con discapacidad intelectual y/o enfermedad mental. Esta oferta estará centrada en una formación especializada que permita impulsar, además, la participación e integración de estas personas en la vida universitaria.