• 2017cover Actualidad
  • 1
Miércoles, 11 Julio 2018 12:11

La Clínica Universitaria, solidaria con la salud bucodental

Una treintena de niños saharauis y bielorrusos reciben tratamiento dental gratuito en la Clínica de la URJC durante esta semana. Todos ellos pasan el verano en Fuenlabrada con el programa ‘Vacaciones en paz’ y son atendidos por los mejores odontólogos y estudiantes especializados.

Laura Susín Ascaso

Desde este lunes y hasta el próximo viernes, la Clínica Universitaria de la Universidad Rey Juan Carlos presta servicio de forma gratuita a unos treinta niños procedentes de Bielorrusia y campos de refugiados de Tinduf, en Argelia, territorio limítrofe con el Sáhara Occidental.

SAHARA 2Estudiantes en prácticas de la URJC y odontólogos profesionales del centro universitario revisan la salud bucodental de los pequeños a través de una exploración y una radiografía. Atendiendo a las necesidades de cada uno, les ofrecen tratamientos odontológicos desde empastes y extracción de muelas, hasta reconstrucción de dientes.

Todos ellos pasan el verano junto a familias de acogida de Fuenlabrada. Los niños bielorrusos se quedan aquí hasta finales del mes de julio. Según la responsable de comunicación del centro, Elena Requejo, “debido a la radiactividad en su territorio de origen, un mes fuera de su casa permite limpiar su organismo en un 30%”. Quienes permanecerán en España hasta finales de agosto serán los saharauis. En sus países tienen unas pésimas condiciones de higiene y alimentación, y, por eso, la mayoría de estos pequeños llega con grandes problemas de salud bucodental. La atención se prolongará toda la semana porque en algunos casos, sobre todo en los bielorrusos, se necesitan tratamientos prolongados.

La iniciativa ‘Vacaciones en paz’ parte de las asociaciones de la Parroquia Nuestra Señora de Belén y Río de Oro, y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Fuenlabrada y la Clínica de la Universidad Rey Juan Carlos. El propósito es ofrecerles una dieta saludable, una buena salud dental y evitar que sufran las altas temperaturas del desierto en la época estival, pero, sobre todo, “que tengan un verano lo más feliz posible”, añade Requejo.

“Aunque las intervenciones sean complejas no se quejan y se muestran muy agradecidos con los odontólogos”, asegura la responsable de comunicación de la Clínica. Al mismo tiempo, los especialistas han comprobado cómo “los niños que han venido otros años carecen de problemas bucodentales y solo ha sido necesario hacerles una revisión periódica”.

Además de visitar la Clínica, este grupo de niños ha pasado ya por otros puntos del municipio como las dependencias de los bomberos, policía local y protección civil. Durante sus vacaciones también tendrán tiempo para el ocio, el turismo y la diversión en entornos como las piscinas municipales.