esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Miércoles 23 de Diciembre de 2020 a las 07:45

Cinco estudiantes de la URJC ganadores de la National Cyber League

En la II edición de la competición organizada por la Guardia Civil han participado más de 700 estudiantes 

Mercedes Rodríguez Loeb

La Liga Nacional de Retos en el Ciberespacio es una iniciativa de Seguridad Interior para poner en valor el talento universitario desde una visión pluridisciplinar. Para ello los participantes tienen que demostrar que son capaces de resolver un incidente real y se valora la habilidad técnica, el cumplimiento normativo, la comunicación de crisis, la concienciación colaborativa y la defensa del trabajo ante un tribunal de evaluación.  

El objetivo de esta competición es impulsar una verdadera cultura de la ciberseguridad para hacer frente a las amenazas a las que se enfrenta la sociedad en el entorno cibernético, así como visualizar y captar el talento de los jóvenes, potenciarlo y fomentar el trabajo en equipo.  

Los ganadores de esta edición han sido Raúl Martín Santamaría, Sergio Pérez Peló, Isaac Lozano Osorio y Javier Yuste Moure, cuatro estudiantes de Doctorado en la URJC, acompañados por Jakub Jan Luczyn, estudiante de doble grado también en la Universidad. Todos ellos forman el equipo Heappies. 

La mayoría del equipo forman parte del grupo de investigación GRAFO perteneciente a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la URJC y han participado en el proyecto del ministerio CYNAMON Cybersecurity, Network Analysis and Monitoring for the next generation Internet. 

Los estudiantes conocieron la existencia del evento gracias a que estaba teniendo bastante difusión tanto en redes como en medios de televisión y prensa, a la vez que está patrocinado por muchas empresas punteras en el ámbito nacional. Esta es la segunda vez que han participado ya que el año pasado no consiguieron clasificarse en la fase semifinal. 

Los miembros de Heappies decidieron participar en la National Cyber League porque además de estudiar les gusta formar parte de retos que les acerca al mundo laboral de su sector. Desde que empezaron el Grado han participado en concursos como el SWERC, el AdaByron y el HashCode. “La ciberseguridad nos parece un ámbito puntero, donde las competiciones son muy divertidas y desde entonces estamos compitiendo en la mayoría de concursos en los que podemos participar”, afirma Isaac Lozano. 

La competición se desarrolla en tres fases: una clasificatoria, la semifinal y la final. Este año debido al coronavirus se han realizado todas de manera telemática.  

En la fase clasificatoria los participantes, más de 700, tienen que superar en dos horas una serie de retos de ámbito técnico, legal o de comunicación. Con cada prueba los equipos consiguen una serie de puntos de manera objetiva y aquellos con mayor puntuación pasarán a formar parte de los clasificados para la semifinal. 

En la semifinal el tiempo para resolver los problemas es de cuatro horas y se tiene en cuenta el resultado del ejercicio dividido entre el tiempo utilizado para obtener el puesto de cada grupo participante. 

En esta fase los clasificados están arropados por un grupo de expertos de cada ámbito que aportan documentación e información directa con la organización. 

Por último, en la prueba final, tienen que solucionar complicaciones de modalidad legal, técnica, comunicacional y de concienciación colaborativa. Los finalistas tienen que presentar sus resultados a un Tribunal quien otorga el 20% de la calificación.  

El equipo de la URJC tras la última fase estaba entre los tres equipos mejor posicionados y en la defensa consiguieron el primer puesto con una diferencia de casi 400 puntos respecto al segundo clasificado. 

Al ser considerados los mejores de la edición han obtenido un viaje de estudios a Shenzhen y cerca de 6.000€ en material informático. 

Los galardonados agradecen a los mentores, a la organización por promover este tipo de actividades y al grupo de investigación GRAFO todo el apoyo para llegar a ser los vencedores.