esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Martes 02 de Octubre de 2018 a las 14:25

El vuelo en formación, para una futura aviación comercial más eficiente

Un proyecto, llevado a cabo por investigadores de la URJC, propone el estudio, desde el punto de vista operacional, del vuelo en formación para la creación de un futuro paradigma altamente eficiente para la aviación comercial. En este tipo de práctica, dos o más aeronaves vuelan en grupo en distintas configuraciones con una separación longitudinal de entre 500 y 2000 metros.

Fabiola Ortega/Irene Vega

Se calcula que la aviación es responsable del 2-3 % de las emisiones globales de CO2, un porcentaje que podría subir al 15 % en unas pocas décadas. Por lo tanto, reducir el impacto medioambiental del sector del transporte aéreo es una de las principales preocupaciones de la sociedad. La idea de volar en formación surgió de la observación del vuelo de las aves. Posteriormente se demostró que el vuelo de formación conducía a notables mejoras de eficiencia para las aves y que era posible un ahorro sustancial de combustible también con el vuelo en formación de aeronaves.

En este contexto, el equipo de investigación de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación (ETSIT) de la URJC está desarrollando un proyecto para estudiar la viabilidad operacional del vuelo en formación. El objetivo es analizar la posibilidad de realizar vuelos en formación económicamente rentables en un espacio aéreo futuro que se prevé mucho más congestionado que el actual, y en el cual coordinar el vuelo de dos o más aeronaves puede llegar a ser muy difícil debido a la incertidumbre.

“Los estudios más recientes han demostrado que, volando en formación, las aeronaves comerciales podrían obtener un ahorro de combustible de más del 10 % y que este concepto operacional se podría implementar sólo modificando la electrónica de las actuales aeronaves para incluir las funcionalidades necesarias para el control automático del vuelo en formación”, explica Ernesto Staffetti, investigador de la URJC.

Para alcanzar estos objetivos, los científicos de la URJC están empleando métodos de planificación de misiones de formación que sean capaces de reducir los efectos de la incertidumbre para establecer si el vuelo en formación es económicamente rentable. Según señala Ernesto Staffetti, es importante establecer si es posible conseguir “con una probabilidad asignada, unos objetivos mínimos de reducción de los costes operativos directos mediante misiones en formación en escenarios altamente aleatorios”.

Un futuro paradigma de la aviación

El vuelo de formación tiene un gran potencial a la hora de contribuir en la reducción del consumo de combustible, el impacto medioambiental del sector del transporte aéreo y de aumentar su capacidad, principalmente a través de una actualización de los sistemas de control del vuelo de las aeronaves y de las tecnologías para la gestión del tráfico aéreo. Se han estudiado los efectos del vuelo en formación sobre la estructura de las aeronaves, los motores, las condiciones de trabajo de la tripulación y el confort de los pasajeros, llegando a la conclusión de que el vuelo en formación no representa un problema bajo estos puntos de vista. Por tanto, resolver la cuestión de la viabilidad operacional permitirá al vuelo de formación convertirse más rápidamente en una realidad, aunque los investigadores prevén que “su introducción se haga por fases, comenzando con los vuelos de carga para ser aplicado después a los vuelos de pasajeros”.