esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Jueves 16 de Abril de 2020 a las 06:30

¿Cuándo comenzará la fase de desescalada de las medidas del confinamiento?

Investigadores de los grupos DSLAB y methaodos.org de la URJC, en colaboración con la Academia Joven de España, apuntan que la primera fase se podría iniciar el 29 de abril en la Comunidad de Madrid.

Irene Vega

Una de las principales medidas que se tiene que aprobar en España es el inicio de las medidas de desescalada del confinamiento. Sin embargo, la mayor incertidumbre es saber cuándo se podría iniciar esta fase.

Para la realización de los informes sobre la evolución de la COVID-19, los expertos utilizan los llamados Indicadores de Suficiencia Sanitaria (ISS), que miden la capacidad de los recursos sanitarios para dar respuesta a las necesidades derivadas de la pandemia. En concreto, se emplean dos indicadores, uno acumulado (ISSa) y otro diario (ISSd). Para calcular los valores de estos indicadores se combinan los datos de altas, fallecimientos y personas diagnosticadas.

Tomando estos indicadores como punto de partida, científicos de la URJC de los grupos de investigación DSLAB y methaodos.org elaboran diariamente un informe en colaboración con la Academia Joven de España, que se encarga también de enviar este análisis al Ministerio de Ciencia e Innovación, que a su vez lo remite al Ministerio de Sanidad y al Instituto de Salud Carlos III.

En la actualidad, el ISSa en España supera 50%, pero el análisis que realizan los investigadores va más allá y tiene en cuenta la diferente evolución de la pandemia en las distintas comunidades autónomas. Según recoge el informe, la tendencia de este indicador es creciente y en algunas regiones supera el 60%, como son los casos de la Comunidad de Madrid y las Islas Baleares, y superior al 50% en Cataluña, País Vasco y La Rioja. En este sentido, si se toma como referencia el valor empleado en China cuando se inició la primera fase de desescalada, el objetivo a alcanzar sería el 93%.

Por ello, los investigadores plantean a tres posibles fechas para comenzar con la primera de las fases. Las predicciones señalan que en la Comunidad de Madrid y las Islas Baleares sería el 29 de abril, a las que seguirían Cataluña, País Vasco y La Rioja el día 1de mayo y finalmente el resto de España el 15 de mayo. “Las fases de desescalada por regiones permiten ir confirmando poco a poco su efectividad”, explica Javier Martínez Moguerza, catedrático de Estadística de la URJC y miembro del grupo DSLAB. Pero para la toma de decisiones sobre las medidas a adoptar, como apunta el investigador, “las autoridades sanitarias también irán valorando otros factores y datos como, por ejemplo, la población de riesgo o la encuesta que están realizando el INE y el Instituto de Salud Carlos III. Las fases de nuestro estudio se van determinando a medida que va avanzando la pandemia y, por tanto, las vamos actualizando (y también los territorios de cada fase) con los datos diarios que vamos recibiendo”.

Para determinar estas predicciones, los científicos emplean de manera combinada el indicador ISSd, que toma valores positivos diariamente, siendo clave que sea superior a 1 para garantizar la suficiencia del sistema sanitario y evitar sus posibles saturaciones. Por tanto, para asegurar la estabilidad del sistema sanitario, es necesario que se combinen ambos valores, la tendencia creciente del ISSa y que el ISSd se mantenga por encima de 1. La cifra global en todo el territorio español se sitúa en 0,76, aunque el pasado martes fue superior a 1 por primera vez, por lo que el valor actual se sigue aproximando al objetivo a alcanzar.

Desescalada progresiva o desescalada generalizada

Análisis diarios como el que realizan los investigadores de la URJC resultan fundamentales para determinar si el inicio de las medidas de desescalada debe realizarse de manera generalizada en todo el territorio español o si por el contrario habrá que ir volviendo a las calles de manera controlada en las regiones que van superando la pandemia. “Una consecuencia de realizar el desescalamiento de manera generalizada en todo el país es que probablemente habría que esperar a las regiones que lleven mayor retraso en la superación de la pandemia y esto podría suponer también un retraso en la recuperación económica”, señala Javier Martínez Moguerza.

Asimismo, tal y como expone el investigador de la URJC: “La experiencia de las regiones que vayan superando la fase de confinamiento se podrá ir analizando de acuerdo a los nuevos datos que vayan llegando de esas regiones. Esos datos permitirán comprobar si se debe seguir con un desescalamiento progresivo o si se puede adelantar o retrasar el desescalamiento en otras regiones”.

Según los últimos informes publicados por estos investigadores, los datos indican que la suspensión del periodo de confinamiento se podría llevar a cabo de manera progresiva por regiones, siendo la Comunidad de Madrid la primera en adoptar estas medidas porque previsiblemente alcanzará antes la suficiencia sanitaria necesaria para iniciar la primera fase de desescalada.