esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Jueves 23 de Abril de 2020 a las 06:30

La interacción por turnos mejora la comunicación grupal en estudiantes de primaria

Los resultados de un estudio realizado por un equipo multidisciplinar de la URJC, en colaboración con el Instituto de Ingeniería del Conocimiento, demuestran que cuando los estudiantes tienen que resolver una actividad por turnos, mediante el empleo de herramientas TIC, se produce una mayor comunicación entre los miembros del grupo.

Irene Vega

Las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) permiten crear entornos donde los estudiantes pueden colaborar y comunicarse. Sin embargo, no todos los métodos resultan igual de efectivos ni se pueden utilizar para alcanzar los mismos objetivos.

El estudio desarrollado por el equipo de investigación de la URJC, formado por David Roldán Álvarez (ETSIT), Adrián Bacelo Polo (ESCET) y Estefanía Martín Barroso (ETSII), junto a Pablo A. Haya Coll, investigador del Instituto de Ingeniería del Conocimiento, ha trazado dos metodologías diferentes para medir el grado de comunicación entre los estudiantes, de entre 6 y 11 años, a la hora de resolver problemas matemáticos con herramientas TIC. “En este trabajo se han planteado dos formas de trabajar cuando se resuelven actividades en una mesa multicontacto: por turnos, en las que cada estudiante resuelve la actividad sin tener que dar todos la misma respuesta, y por consenso, en la que todos los estudiantes pueden interactuar simultáneamente, pero todos tienen que consensuar una solución común”, explica David Roldán, investigador del área de Ingeniería Telemática.

estudiantes primaria

Estudiantes de Educación Primaria interactuando en una mesa multicontacto resolviendo actividades de matemáticas

Los resultados del estudio, publicado recientemente en la revista científica Computers & Education, muestran que, aunque a los estudiantes se les precise comunicarse para consensuar una misma respuesta, cuando interactúan por turnos es cuando se produce una mayor comunicación entre los miembros del grupo. Esta consecuencia se debe a dos factores principales, tal y como apunta el investigador de la ETSIT: “Por un lado, cuando interactúan por turnos aparece un tiempo de espera en el que los estudiantes tienden a comunicarse entre sí, mientras que durante el consenso suele surgir la figura de un líder que termina guiando al grupo y decidiendo la respuesta final, reduciendo la comunicación general del grupo”.

Asimismo, los estudiantes han manifestado su satisfacción a la hora de trabajar en grupo, aunque no se han mostrado conformes con algunos mecanismos de interacción, como las interrupciones o los cambios de idea, que se desarrollan durante el formato de turnos. “Este trabajo arroja luz sobre el grado comunicación de los estudiantes cuando trabajan en grupo dependiendo del protocolo utilizado. Se ha mostrado que obligar a los estudiantes a comunicarse (haciendo que contesten lo mismo en el modo de consenso) puede ser contraproducente, por lo que es necesario estudiar a priori cuál es el mejor protocolo a aplicar dependiendo de los objetivos que se quieran conseguir”, destaca David Roldán.

Empleo de herramientas TIC desarrolladas por la URJC

En este trabajo se han utilizado las herramientas proporcionadas por el proyecto DEDOS, desarrollado por el Laboratorio de Tecnologías de la Información en la Educación (LITE-URJC), junto con miembros del laboratorio de Inteligencia Ambiental (Amilab-UAM). Los instrumentos implementados por este proyecto permiten crear y ejecutar actividades en superficies táctiles e integran los protocolos utilizados en el estudio (turnos y consenso) sin necesidad de la presencia física de un profesor para dirigir la interacción.  

Las actividades se han llevado a cabo en tres colegios de la zona sur de la Comunidad de Madrid, CEIP Fuente del Palomar (Alcorcón), CP Dulce Chacón (Fuenlabrada) y CEIP Giner de los Ríos (Fuenlabrada), con la colaboración de 180 estudiantes, de entre 6 y 11 años, que han tenido que resolver actividades matemáticas en grupos de 3 o 4 miembros. “Los estudiantes se han mostrado satisfechos con la experiencia y nos han hecho llegar su interés por las mesas multicontacto y, lo más importante, han demostrado una evolución en su aprendizaje gracias a la experiencia”.

Respecto al nivel de aprendizaje adquirido por los estudiantes, los resultados del estudio señalan que durante la utilización de ambas metodologías (turnos y consenso) el aprendizaje de los participantes ha sido significativo.