esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Martes 09 de Junio de 2020 a las 06:45

La URJC estudia la pérdida de olfato y gusto como consecuencia de la COVID-19

Un equipo multidisciplinar de la universidad, en colaboración con el Hospital Ruber Internacional, ha iniciado una investigación para analizar este tipo de secuela y su relación con la enfermedad.

Irene Vega

Los diferentes estudios que se van realizando confirman que la COVID-19, enfermedad causada por el virus SRS-CoV-2, presenta diferentes síntomas, desde los más frecuentes como tos, fiebre y dificultad respiratoria hasta otros de carácter leve como la anosmia o pérdida de olfato. Esta afectación, ya sea ausencia o distorsión, es una secuela que ocurre en el 20% aproximadamente de las anosmias virales (rinovirus, gripe, coronavirus). “Hay estudios en la literatura científica que indican que hasta el 85% de los pacientes ingresados por infección por SRS-CoV-2 presentaron trastornos olfatorios y gustativos”, señala Cristina Gómez Calero, profesora del departamento de Fisioterapia, Terapia ocupacional, Rehabilitación y Medicina física, que lidera la investigación que se realiza desde la URJC con profesionales del Hospital Ruber Internacional.

Para llevar a cabo este estudio, se diseñó un cuestionario que se distribuyó en redes sociales a las personas que estaban confinadas por el estado de alarma en España durante 15 días y con síntomas compatibles con la COVID-19. En total, se contó con la colaboración de más de 500 participantes. “En España, solo se estaban realizando pruebas para confirmar la infección de la COVID-19 en personas que requerían hospitalización y que, por lo tanto, estaban cursando la enfermedad de forma moderada o grave. Sin embargo, no se conoce el alcance de todas aquellas personas que podrían estar pasando la enfermedad con síntomas leves, como pérdida de olfato y gusto”, señala la investigadora de la URJC.

En este sentido, el objetivo principal del estudio es valorar el impacto de los trastornos de olfato y gusto en esta pandemia de COVID-19, así como conocer la persistencia de los síntomas de alteraciones de estos sentidos. Actualmente se están analizando los datos del estudio y los resultados preliminares apuntan a que más del 80% de los participantes tuvieron pérdida de olfato y gusto.

El equipo científico de carácter multidisciplinar lleva varios años colaborando e investigando sobre el olfato. Está formado el Dr. Toledano, otorrinolaringólogo del Hospital Ruber Internacional y profesor de la URJC, Javier Fernández y Nieves Martínez, terapeutas ocupacionales del Hospital Ruber Internacional, Susana Borromeo, profesora del área de Tecnología Electrónica de la URJC, y Desiré García Lázaro y Clément Kanyinda-Malu Kabiena profesores de la URJC que realizan la parte de análisis de datos.

Tratamientos de rehabilitación de olfato para afectados por la COVID-19

Mediante este estudio, el equipo de investigación va a poder analizar el porcentaje de casos que no han recuperado el olfato espontáneamente y compararlo con las secuelas que producen otros virus respiratorios, según la literatura científica.

La siguiente línea de investigación será comprobar si el tratamiento de rehabilitación de olfato que han diseñado para las anosmias neurosensoriales es eficaz para aplicarlo en los afectados por COVID-19 que tengan como secuela alteraciones olfatorias.