esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Lunes 26 de Abril de 2021 a las 06:30

La combinación de diferentes modalidades de imagen, clave para evaluar metástasis esqueléticas

Un conjunto de expertos internacionales ha realizado una revisión científica sobre la utilidad de los sistemas combinados de tomografía por emisión de positrones y de resonancia magnética (PET/RM) para la obtención de imágenes de metástasis esqueléticas. Una tecnología única, capaz de identificar este tipo de cáncer de forma precoz y no invasiva.

Abel Verard Méndez/ Irene Vega

La resonancia magnética (RM) es una modalidad de imagen esencial a la hora de evaluar neoplasias –masas anormales de tejido– musculoesqueléticas. Debido a su alto contraste de tejidos blandos y su capacidad para adquirir imágenes multimodales, las imágenes de RM proporcionan información diferente. Por otra parte, la tomografía por emisión de positrones (PET) es una herramienta fundamental en el diagnóstico de varias neoplasias malignas y ofrece información molecular y fisiológica cuantitativa. La utilización de ambas modalidades en los sistemas combinados PET/RM hace que éstos sean especialmente adecuados para evaluar metástasis esqueléticas.

Expertos en medicina nuclear y radiología, algunos de ellos pertenecientes a 13 de los centros de PET/RM más importantes a nivel mundial, han compartido la experiencia adquirida en el uso de estas modalidades de imagen para evaluar metástasis esqueléticas. Como resultado, han realizado una declaración de opinión sobre la utilidad de la combinación de ambas modalidades a la hora de obtener imágenes de metástasis esqueléticas, estableciendo de esta forman que “la PET/RM con ciertos radiotrazadores (contrastes usados en PET) puede proporcionar ventajas clave sobre los resultados ofrecidos por el sistema PET combinado con tomografía computarizada en la evaluación de metástasis óseas en varias neoplasias primarias”.

El profesor de la URJC Ángel Torrado-Carvajal ha participado en este estudio, publicado en la revista científica European Journal of Nuclear Medicine and Molecular Imaging y avalado por diversas sociedades científicas de diferentes países. El investigador señala que, para la evidencia de esta declaración, “se realizaron búsquedas en la literatura revisada por pares relacionada con el uso de PET/RM en el contexto de metástasis óseas. Además, se consideraron las opiniones de expertos, las prácticas y los protocolos de las principales instituciones de investigación que realizan investigaciones sobre PET/RM de metástasis esqueléticas”.

El grupo de expertos concluye en su declaración que la PET/RM se posiciona, por tanto, como la opción aventajada para diagnosticar de forma precoz y con precisión este tipo de cáncer. “Este sistema permite observar, de manera no invasiva, tanto la forma de un órgano y su función, como la extensión de las células cancerígenas, hecho que le convierte en el mejor ‘rastreador’ de la metástasis incipiente”, explica Torrado-Carvajal, quien subraya que “esta tecnología integra, en un solo equipo híbrido, las dos herramientas diagnósticas más potentes en la actualidad para detectar la propagación tumoral: la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) y la Resonancia Magnética (RM) de alto campo”.

Un sistema único para la detección precoz y la personalización de los tratamientos

La PET/RM representa un modelo singular de diagnóstico por imagen. Aúna, en una única exploración, la información diagnóstica de la imagen de los procesos bioquímicos y moleculares que ofrece la Tomografía de Emisión de Positrones (PET) con la caracterización morfológica y morfofuncional tisular que ofrece la Resonancia Magnética (RM). Por ello, los expertos aseguran que “debe considerarse para la estadificación de neoplasias donde existe una alta probabilidad de enfermedad metastásica ósea en función de las características de la neoplasia primaria, alta sospecha clínica y en caso de que la presencia de metástasis óseas tenga un impacto en el manejo del paciente”. Gracias a esta tecnología, se puede ofrecer “la posibilidad de un tratamiento individualizado y personalizado” pero teniendo en cuenta que “Debe emplearse la elección adecuada de radiofármacos específicos del tumor concreto, así como la estricta adherencia a los protocolos de PET y RM”.

En este sentido, el sistema PET/RM se posiciona como la tecnología actual capaz de aportar mayor seguridad diagnóstica y más garantía de éxito al tratamiento de este tipo de cáncer. Una tecnología que abre la posibilidad de aplicar un tratamiento personalizado dirigido hacia lesiones específicas y mantener un mejor control de la evolución del tratamiento, todo ello con una menor radiación.

Este trabajo ha sido financiado por varios proyectos de investigación, entre los cuales se encuentra el Proyecto Jóvenes Investigadores dirigido por el profesor Ángel Torrado-Carvajal (Ref. M2166, MIMC3-PET/MR), financiado por la Comunidad de Madrid y la Universidad Rey Juan Carlos.

imagenPET RM

Estas imágenes demuestran una lesión metastásica (flecha) en la cabeza del húmero derecho que realza después de la administración de gadolinio en la imagen RM (A) y demuestra un aumento asociado de la captación de 18F-FDG en la imagen PET (B), ofreciendo información complementaria en las imágenes fusionadas (C). No se observa ninguna anomalía correspondiente en la imagen de TC del mismo día (D). (Imagen extraída y adaptada del propio artículo publicado).