• 2017cover Actualidad
  • 1
Viernes, 08 de Junio de 2018 a las 11:42

La profesora Marta Gonzalo analiza la mediación de conflictos en familias de LGTBIQ+

Entre más de 50 ponentes, el I Congreso Internacional de Mediación acogerá el 15 de junio en Alicante la conferencia de la docente experta en mediación de la URJC. Aquí expondrá cómo resolver los problemas de los nuevos modelos de familia frente a las lagunas legales, nacionales e internacionales, que, todavía hoy, existen al respecto.

Laura Susín Ascaso

Para quienes no las conozcan, las siglas ‘LGTBIQ+’ responden a Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales, Intersexuales, Queer (quienes ni son heterosexuales ni son transgénero y se identifican de forma independiente), y más (+). Atendiendo a cada especificidad, esta profesora de la Universidad Rey Juan Carlos desarrolló un trabajo de investigación sobre cómo son las familias que integran estos colectivos y, desde un punto de vista internacional, cómo les ampara la justicia y cuál es la mejor manera para resolver sus conflictos.

dsafdfasd

Su labor investigadora la llevará hasta Alicante (Comunidad Valenciana), el día 15 de junio, para ser ponente del I Congreso Internacional de Mediación. En este escenario, la profesora ofrecerá una charla titulada ‘Mediación internacional y familias LGTBIQ+’ sobre estos nuevos modelos de familias y la naturaleza y resolución de sus conflictos.

La mediación familiar internacional debate constantemente los problemas entre cónyuges de distinto sexo y las familias consideradas “tradicionales”. Sin embargo, la docente asegura que otras fórmulas de pareja, distintas a la heterosexual, “tienden a recibir una atención, por ahora, muy limitada”. Si a ello se le suma, además, el factor internacional, y el diferente reconocimiento y tratamiento de las familias LGTBIQ+ en distintas legislaciones, se pone en evidencia que “su falta de tratamiento específico debería ser motivo de preocupación para los expertos en derecho, mediadores, abogados y jueces”.

En este contexto, su propósito es demostrar que, como resultado de su investigación, en estos supuestos, “la mediación no sólo es la fórmula de mayor conveniencia y utilidad para superar los conflictos derivados de los nuevos modelos de familia, sino que en legislaciones donde, en contra de los Derechos Humanos, no se reconocen ni al matrimonio gay ni a las familias derivadas de las uniones LGTBIQ+, la mediación es la única forma de justicia”. Superando así, según la autora, ante el vacío legal y en definitiva, los debates sobre si la mediación es o no justicia.