• 2017cover Actualidad
  • 1
Jueves, 09 de Agosto de 2018 a las 09:00

Una colección de arte única en las universidades

Casi 250 obras de pintura, fotografía y escultura componen la colección de la Universidad Rey Juan Carlos desde el año 2002. En sus cinco campus encontramos piezas de artistas jóvenes y consagrados entre los que destacan 9 Premios Nacionales de Artes Plásticas.

Ver videonoticia

Laura Susín Ascaso

No se trata de un museo, pero la colección de la URJC es “una exposición natural abierta a la comunidad universitaria y al público en general”, afirma la responsable de Servicios Culturales, Elena Díaz. Pintura, fotografía y escultura constituyen este conjunto de trabajos repartidos en todos los campus de la Universidad. Todos ellos se ubican en lugares de paso, desde salones de actos y bibliotecas, hasta pasillos o halls.

CUADROSEn el año 2002, el centro comienza a adquirir obras originales de los artistas más jóvenes y obras gráficas de artistas consagrados. Una apuesta por la cultura que guarda hoy piezas de Jordi Teixidor, Luis Gordillo, Emilio Gañán, Andreu Alfaro, Guillermo Pérez Villalta, Ouka Leele y Blanca Muñoz, entre otros.

“Al comienzo de su andadura, la universidad no contaba con apenas patrimonio y hoy es la única en España que guarda una serie de obras artísticas de gran valor”, recalca Díaz. Bárbara Allende, más conocida como Ouka Leele, es una de las pitoras y fotógrafas madrileñas presentes en la muestra. Allende coincide en que no conoce ningún otro centro universitario con una colección de arte propia.

Para el artista Emilio Gañán es “un privilegio” que la Universidad guarde su obra y la pueda “compartir con el público de una institución tan importante y donde tanta gente la ve”. Al mismo tiempo, el pintor Jordi Teixidor, muestra su satisfacción al pensar que en una Universidad hay parte de su trabajo.

Desde el Servicio de Cultura de la URJC confían en “seguir la misma tónica y continuar agrandando esta colección”, aunque asegura que tal y como está “es maravillosa”.

Actualmente las piezas sirven de inspiración en las titulaciones relacionadas con las Bellas Artes e intentan atraer las miradas de las más de 50.000 personas que cada día pasan por aquí. Por eso, Ouka Leele aconseja a los estudiantes “mirar con los ojos limpios, mirar como si fuera la primera vez, tal y como mira un niño”. Solo así, dice, podrán valorarlas, interpretar correctamente el sentido de los cuadros y encontrar otra forma de ver el mundo.