• 2017cover Actualidad
  • 1
Viernes, 14 de Septiembre de 2018 a las 11:24

Nuevas perspectivas para mejorar los modelos de educación informática

Una tesis doctoral del área de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la URJC ha analizado las dificultades del modelo educativo más utilizado en las asignaturas de programación. Sus resultados, presentados en las XXIV Jornadas sobre Enseñanza Universitaria de la Informática (Barcelona), apuntan posibles mejoras al sistema actual.

Belén Moncalvillo

La taxonomía de Bloom es un modelo de aprendizaje muy utilizado tradicionalmente por los educadores de varias disciplinas, entre ellas, la Informática. Sin embargo, adaptar las actividades y métodos de evaluación propios del ámbito informático a dicho modelo presenta serias dificultades. Para analizar este problema, la profesora Susana Masapanta Carrión de la PUCE de Ecuador, que realiza su tesis doctoral en el Programa de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la URJC, ha realizado una revisión sistemática de estudios que utilizan esta metodología. Su análisis ha arrojado luz sobre el uso de la taxonomía de Bloom en la enseñanza universitaria en informática, las dificultades a las que se enfrentan los educadores y sus posibles razones.

“El principal uso dado a la taxonomía en informática es cómo ayuda a la evaluación de los alumnos en asignaturas de programación”, explica Ángel Velázquez Iturbide, catedrático del área de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la URJC y director de la tesis. “La principal dificultad es precisamente clasificar estas actividades de evaluación en los distintos procesos cognitivos de la taxonomía”, añade el investigador.

El estudio ha encontrado que esta dificultad se debe principalmente a un conocimiento insuficiente de la taxonomía de Bloom, a posibles deficiencias del modelo y a la falta de estudios para adaptarla a asignaturas de programación. A partir de sus hallazgos, los investigadores están elaborando una guía de uso orientada a los profesores del ámbito informático. Parte de estos esfuerzos se han presentado recientemente en las XXIV Jornadas sobre Enseñanza Universitaria de la Informática (JENUI’18), celebradas en Barcelona.

La necesidad de actualizar el modelo tradicional a los nuevos tiempos

La versión original de la taxonomía de Bloom se remonta a 1956 y se concibió principalmente para clasificar ejercicios de evaluación, estableciendo seis niveles de dificultad. En 2001 se desarrolló una versión revisada de este sistema que en vez de niveles propone dos dimensiones, cognitiva y de conocimiento, con el objetivo de especificar y alinear los resultados de aprendizaje, actividades docentes y actividades de evaluación de una asignatura. A pesar de todo, los educadores de informática frecuentemente encuentran dificultades para equiparar las actividades de evaluación  de sus alumnos a la clasificación de la taxonomía. Frente a este problema recurrente, los hallazgos de los investigadores de la URJC pueden ser fundamentales para mejorar los modelos actuales de enseñanza en las asignaturas de programación.

La investigación se publicó originalmente como comunicación en las actas del 49th ACM Technical Symposium on Computing Science Education (SIGCSE‘18), celebrado en Baltimore (Maryland, EEUU), en febrero de 2018. SIGCSE es uno de los congresos más prestigiosos sobre enseñanza de la informática y el mayor por volumen de asistentes y difusión.