Imprimir esta página
Jueves 28 de Marzo de 2019 a las 13:48

La Facultad de Ciencias de la Salud se compromete con la ciencia humanística


La Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos ha celebrado el acto de reconocimiento como Facultad Hipocrática este miércoles, 28 de marzo. Esto implica que los estudios sanitarios que se cursan en el centro se basan en los dos pilares para ser ‘buen médico’ que estableció Hipócrates: excelencia en la técnica y excelencia en el trato humano.

Oihane Colodron Sanchez

El reconocimiento que recibe la Facultad de Ciencias de la Salud (FCS) es concedido por el ‘Hippocratic Movement’ que intenta crear una red de centros médicos y universitarios humanistas. El Dr. Nikos Kastanos, fundador del movimiento, dio un discurso en el que agradecía a la URJC unirse a esta iniciativa. Este médico griego nació en la isla de Cos, al igual que el llamado ‘padre de la medicina’, Hipócrates. El Doctor Kastanos explicó que “Hipócrates veía igual de importante la técnica como el trato a las personas. El juramento hipocrático implica que asumes que vas a tratar a tus pacientes igual que a tu padre y a tu madre”. También hubo tiempo para que hablara sobre su experiencia personal: “mi relación con mis pacientes es muy importante. Yo doy y ellos me dan. Cargo mis baterías gracias a ellos. Cuando un enfermo está asustado, lo más importante es que su médico sepa tranquilizarle”.

Kastanos explicó la necesidad de crear grupos hipocráticos en los centros ya que lo considera una forma de humanizar a los médicos. Estos grupos tratan de “mantener la llama” en los profesionales a través de cursos, seminarios, conferencias, etc. Además, es una forma de crear iconos para los jóvenes. El ‘Movimiento Hipocrático’ quiere que los profesionales con más experiencia trasladen sus valores a los jóvenes que están empezando y así se conviertan en una fuente de motivación.

La doctora Amparo Nogales ofreció una conferencia acerca de Hipócrates donde resaltó escritos del médico griego: “el médico es técnico, ministro y auxiliar de la naturaleza, sin embargo, debe ser ayudado por el enfermo para combatir la enfermedad. Así, el enfermo, los asistentes y las cosas exteriores deben concurrir al buen éxito del tratamiento”

Hipócrates fue un médico que tenía relación con filósofos, Esto le hizo desarrollar su pensamiento humanista. Afirmaba que los médicos necesitaban ser expertos también en oratoria para persuadir al enfermo cuando fuese necesario y que así ayudara con el tratamiento.

Para concluir, Nogales quiso recordar el famoso enunciado de Hipócrates “donde hay amor al hombre, hay amor al arte”.

Tras la conferencia, los asistentes escucharon Allegro de concierto para oboe y cuerda dirigido por Ángel del Palacio. Después, se procedió a la entrega de los títulos hipocráticos a personas importantes de la Facultad de Ciencias de la Salud para reconocer su buena trayectoria profesional. Entre ellos, se encontraban Rafael Linares García y Ángel Gil de Miguel a los que la decana de la facultad, Carmen Gallardo, hizo una mención especial. Emocionada afirmó que “como profesionales y amigos míos que sois, reconozco que sois un ejemplo a seguir”.

Para finalizar el acto, Javier Ramos (rector de la URJC), Carmen Gallardo (decana de la FCS), Evangelos Tsolkas (el primer secretario de la Embajada de Grecia en España) y el Dr. Nikos Kastanos, descubrieron el busto de Hipócrates frente al edificio de Gestión.

Los cuatro retiraron la sábana que cubría el busto y procedieron a ayudar a plantar el árbol recién traído de la isla de Cos. Se trata de un árbol platanero de sombra. Según la tradición es descendiente directo del árbol bajo el cual Hipócrates enseñaba a sus alumnos el arte de la medicina hace 2.400 años.