esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Jueves 11 de Julio de 2019 a las 13:55

Revisión dental en la Clínica URJC para los niños del programa 'Vacaciones en paz'

Este miércoles, las 26 niñas y niños de origen bielorruso y saharaui acogidos en Fuenlabrada este verano han visitado la Clínica Universitaria URJC para una revisión dental completa.

Alberto Sánchez Lozano

La estancia por vacaciones de verano de niños de otros países, organizada por la Asociación Río de Oro y la Parroquia Nuestra Señora de Belén con la colaboración del ayuntamiento de la localidad, es una iniciativa que ha venido funcionando durante los últimos 25 años.

La primera asociación trabaja directamente con el programa 'Vacaciones en paz', que se desarrolla en toda España y que hace posible que durante dos meses, miles de niños y niñas saharauis de los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) sean acogidos temporalmente por familias españolas cada verano.

Por su parte, las otras dieciséis menores de origen bielorruso tienen entre 8 y 16 años de edad que pasarán todo el mes de julio en casas de familias de Fuenlabrada. La Parroquia Nuestra Señora de Belén es la encargada de organizar todo para que las menores pasen el verano en España, que les sirve cada año para disfrutar en otro país conociendo su cultura y realizando las pertinentes revisiones médicas que les prevengan de problemas de salud en su crecimiento. Es el caso especial de las niñas de Bielorrusia, que sufren las secuelas que les provoca el hecho de que aún permanezca en su entorno altos niveles de radiación debido al escape nuclear que tuvo lugar en 1986 en la Central Nuclear de Chernóbil, al norte de Ucrania, cerca de la frontera con Bielorrusia.

En la jornada de este miércoles, los 26 menores bielorrusos y saharauis pasaron revisión dental en la Clínica Universitaria URJC, situada en el Campus de Alcorcón de la Universidad. Durante la visita, a los pequeños se le han realizado "revisiones odontológicas, limpiezas e intervenciones sencillas", ha explicado Daniel Álvarez Cabo, director general de la Fundación Clínica Universitaria de la URJC.

La atención a los menores de edad ha corrido a cargo de estudiantes recién titulados y de último año, "siempre supervisados por odontólogos profesionales de la Clínica Universitaria", ha indicado Álvarez Cabo. Con esta iniciativa voluntaria, los alumnos se apuntan al programa y se bloquean un número determinado de boxes donde poder llevar a cabo las exploraciones y los tratamientos. Este año se han utilizado un total de 11 boxes y se ha contado con la participación de 22 alumnos.

Además, durante la revisión dental los niños han estado acompañados por Francisco Molina, Vicedecano de comunicación, extensión y vida universitaria de la facultad de ciencias de la salud; Daniel Álvarez, Director General de la Clínica Universitaria de la URJC; Diego Gómez, Director del Servicio Clínico de Odontología; Raquel Carvajal, Concejala Delegada de Seguridad y Convivencia, Consumo y Salud Pública de Fuenlabrada y Soledad Martín, Concejala Delegada de Desarrollo Económico, Empleo,Comercio e Industria y Cooperación Exterior de Fuenlabrada.

Los niños y niñas del programa 'Vacaciones en Paz' suelen venir con patologías bucodentales como caries, sarro o incluso con alguna pieza de menos, "debido a las condiciones de vida precarias de sus zonas de origen: los campamentos del Sáhara y una zona cercana a Chernobyl", señala el director de la Clínica. En las anteriores ediciones, los pequeños se han mostrado muy agradecidos y contentos por una atención a la que no pueden acceder en sus territorios de origen.

Tratamiento específico

Los niños acuden a las instalaciones con temor y en muchas ocasiones los odontólogos utilizan diferentes técnicas para conseguir que participen y se sientan a gusto. "Así creamos conciencia y los educamos en un correcto mantenimiento de su salud bucodental", añade el doctor Jonathan Romero, odontólogo de la Clínica Universitaria URJC.
"La patología más prevalente en el grupo poblacional bielorruso se corresponde a caries de larga evolución que afectan a dientes temporales. Estas caries son diagnosticadas en su mayoría mediante una inspección visual, aunque tras un estudio radiológico es frecuente encontrar zonas afectadas entre los dientes. Por lo tanto, el tratamiento más común pasa por exodoncias de los dientes con pronóstico comprometido y/o presencia de dolor o infección y extirpación de la parte afectada del nervio del diente temporal, preservando el resto y restaurando la pieza con coronas preformadas de acero inoxidable. Otros tratamientos muy utilizados son empastes y fluoraciones", cuenta Romero. En el caso de los niños saharauis, es habitual la presencia de pigmentaciones marrones que alteran el esmalte y pueden provocar caries. Con ellos se trabaja sobre todo a través de selladores para evitar que las caries que pueden presentar en los dientes temporales afecte a los permanentes. Esta campaña de salud bucodental forma parte de un completo programa en el que estos menores se alojan durante el verano en familias de acogida de Fuenlabrada y pueden disfrutar de unas vacaciones diferentes.