esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Lunes 15 de Julio de 2019 a las 13:22

Finaliza la segunda campaña del proyecto arqueológico de San Nicolás

La investigación está dirigida por los profesores Francisco Reyes y Alberto Polo del área de Arqueología de la Universidad Rey Juan Carlos y ha hallado diferentes restos de un importante valor histórico.

Christian López Manzano

Este sábado 13 de julio finalizó la segunda campaña de trabajos arqueológicos en la ermita y necrópolis de San Nicolás en La Sequera de Haza (Burgos). El proyecto que arrancó hace dos años con tres claras aspiraciones: conservar la ermita de San Nicolás, llevar a cabo una investigación arqueológica sobre el yacimiento del lugar y acercar los resultados de esta labor investigadora a la sociedad.

Esta segunda campaña ha sumado nuevos conocimientos sobre el entorno arqueológico en el que se establece el proyecto, aumentando los resultados obtenidos en 2018. Lo más relevante de lo descubierto este año ha sido el hallazgo de una estructura de combustión, posiblemente dedicada a la metalurgia del bronce, dentro de la ermita. Esta estructura, sumada a otros restos encontrados, parece indicar la existencia de una cabaña anterior a la construcción del espacio religioso. Por otro lado, la actividad en la necrópolis de la ermita ha revelado diferentes tumbas antropomorfas y osarios que están siendo estudiados para conocer datos sobre la vida de la comunidad autóctona del lugar en la Edad Media.

Durante esta campaña de excavación se han realizado diferentes actividades divulgativas con la intención de acercar el conocimiento arqueológico a la población local y de la comarca. En esta línea, se han llevado a cabo dos charlas: la primera titulada “Antropología Física y lo que nos enseñan los huesos” y una segunda acerca de “Arqueología medieval del valle del Duero burgalés”. Finalmente, el pasado sábado 13 de julio se realizó, a modo de cierre de la campaña, una visita guiada mostrando las excavaciones y los hallazgos encontrados este año. Por la tarde, además, se realizó una actividad donde los miembros del equipo estuvieron conversando e intercambiando ideas sobre el patrimonio cultural, la historia y las tradiciones del pueblo con la población local.

Alberto Polo, director del proyecto, hace un balance muy positivo del año: “estamos muy satisfechos con los resultados: la ampliación del conocimiento obtenido y los hallazgos encontrados son de bastante valor”. “La implicación de la comarca y del pueblo ha sido total […] juegan un papel muy importante”, explica el profesor Polo quién también asegura que “el proyecto está provocando que otros pueblos se interesen por la labor de conservación del patrimonio y eso es muy importante”.

El proyecto se extenderá al próximo año y el 17 de agosto, con motivo de las fiestas populares de la localidad, se hará otra visita guiada a la excavación donde se presentarán los resultados, ya sopesados y analizados, de esta campaña de la investigación.

El proyecto lo dirigen los profesores del área de Arqueología de la Universidad Rey Juan Carlos, Francisco Reyes y Alberto Polo, y cuenta con la colaboración de la investigadora Diana Morales, la antropóloga Marta Merino y 12 alumnos de diferentes cursos del grado en Historia de la URJC.

20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90 20190713 182855 120x90