Imprimir esta página
Lunes 10 de Febrero de 2020 a las 06:30

La UNEFE quiere dar un paso adelante en sostenibilidad en 2020


La UNEFE quiere dar un paso adelante en sostenibilidad en 2020 La UNEFE quiere dar un paso adelante en sostenibilidad en 2020

Entre las iniciativas programadas para este año 2020 por la Unidad de Eficiencia Energética de la URJC, destacan: extender la implantación de la iluminación LED al interior y exterior de edificios y la migración eficiente del sistema de control de instalaciones lo que conllevaría grandes ahorros energéticos, económicos y una contribución a la mejora del medio ambiente.

Raúl García Hémonnet/Redacción

Continuando con el impulso llevado a cabo en 2019, la Unidad de Eficiencia Energética (UNEFE) de la Universidad Rey Juan Carlos ha decidido dar un paso más en el camino de la sostenibilidad en este año. Entre las iniciativas más destacadas se encuentran, como explican desde la UNEFE, el “cambio global a iluminación LED” en toda la Universidad, ello, señalan “conllevaría una reducción del 65% en el consumo de energía en alumbrado que supondría un ahorro de 400.000 euros anuales y un retorno de la inversión en 5 años”.

Además, se procederá a la migración ordenada y eficiente del actual sistema de control de instalaciones que está obsoleto. “Este cambio de tecnología aportará numerosos beneficios en la gestión de los edificios. Desde una optimización de la operación gracias a un alto grado de automatización, hasta la mejora del confort ambiental y la eficiencia energética” indican.

Por otra parte, se tiene previsto instalar puntos de recarga de vehículo eléctrico en todos los campus, siguiendo así, a los ya colocados en el de Fuenlabrada. También se tiene previsto impulsar el ‘car-sharing’, o compartir coche.

El autoconsumo se ha convertido en un aspecto esencial para la consecución de edificios de consumo casi nulo, consiguiendo una reducción de emisiones de CO2. Por ello, la universidad está dando los primeros pasos para la implantación de sistemas fotovoltaicos en las cubiertas de los edificios en los próximos años.

Otras intervenciones

Fuera de los proyectos estratégicos se prevé la realización de un ‘Libro blanco’ o guía de modelización digital de edificios en la URJC mediante la metodología BIM (Building Information Modeling), trabajar en el ‘despacho eficiente’, siguiendo la línea del ‘aula eficiente’ del campus de Fuenlabrada y el ‘commisioning’ (proceso de ajuste y puesta en marca de instalaciones para conseguir un funcionamiento eficaz) del Aulario 1 del campus de Móstoles.

Además, se han programado diversas actividades con becarios relacionadas con el buen uso de la energía, entre las que destacan la certificación energética de los edificios de la Universidad, el uso de software de simulación energética y la modelización digital.

Un 2019 lleno de iniciativas

Todas estas acciones constatan la continuidad en el tiempo de la firme apuesta por la sostenibilidad que ha hecho la URJC en 2019. Este pasado año ha supuesto un punto de inflexión, con la instalación, en los campus de Fuenlabrada y Móstoles, de una ‘Smartflower’ que dispone de 18m2 de paneles solares imitando la forma y el funcionamiento de un girasol, siguiendo el sol hasta los últimos rayos del día. En el campus de Fuenlabrada, también se ha puesto en marcha una central de generación de energía renovable con bomba de calor geotérmica, paneles fotovoltaicos y paneles solares térmicos, además de un ‘aula eficiente’ en la que se han llevado a cabo distintas medidas de ahorro energético y mejora del confort ambiental. Siguiendo la misma línea, en Fuenlabrada, se instalaron dos puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Estas medidas suponen una apuesta de la URJC por la mejora del entorno y la consecución de objetivos sostenibles. Deberían ser el trampolín para la implantación generalizada en toda la universidad de estos proyectos pilotos.

Estas iniciativas se entroncan además en el compromiso de la institución en apoyo a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible dentro de la Agenda 2030. En concreto, tienen que ver con los ODS 7 (Energía Asequible y No Contaminante), 12 (Producción y Consumo Responsables) y 13 (Acción Por El Clima).