esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Lunes 23 de Marzo de 2020 a las 13:05

Varios ordenadores de la ETSII luchan contra el COVID-19 en una red internacional

El grupo de investigación de Computación Avanzada, Percepción y Optimización (CAPO) de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII) de la Universidad Rey Juan Carlos ha puesto en funcionamiento sus 2 máquinas de experimentación más potentes a disposición del programa Folding@home de la Stanford University.

Raúl García Hémonnet

El proyecto, que lleva varios años en funcionamiento dedicado a diversos fines científicos, permite a cualquier persona que disponga de un PC o una videoconsola participar en esta red, con la instalación de un pequeño programa en su equipo. Estos dispositivos, una vez conectados a la red, realizarán cálculos para obtener más datos sobre el funcionamiento del Covid-19 y cómo descubrir y probar proteínas capaces de impedir que el virus se instale en los pulmones. El programa opera en los 'tiempos muertos' del equipo, es decir, cuando esté conectado a Internet y a la red eléctrica, pero no esté ejecutando ningún programa.

El primer equipo que la ETSII ha puesto a disposición de Folding@Home está compuesto por un procesador Intel Xeon E5-2698v4 de 22 cores con 256GB RAM, refrigeración líquida y 4 GPUs NVIDIA Tesla V100 de 32GB de memoria de video que normalmente se utiliza para entrenar redes neuronales profundas aplicadas a problemas de visión computacional. La segunda máquina es un servidor más antiguo, con procesador Intel Xeon E3-1260v3, 16 GB RAM y GPUs NVIDIA Titan Black y NVIDIA Titan X.

Según explica Antonio Sanz, director del grupo y profesor del Área de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial de la ETSII, “decidimos participar aprovechando que no estábamos ejecutando ningún experimento en las máquinas, nos pareció que podía ser una contribución que podíamos hacer desde nuestro campo a la lucha contra el Covid-19”. La participación de miles de equipos por todo el mundo ya ha conseguido alcanzar una capacidad computacional comparable a la de uno de los grandes superordenadores mundiales.

Cualquier usuario puede aportar su granito de arena informático al combate contra el coronavirus poniendo su PC o vídeoconsola a disposición de la red Folding@Home siguiendo las instrucciones que se explican en este enlace.

El laboratorio de la Stanford University responsable de la red ya ha trabajado ante de esta manera en la investigación de enfermedades como cáncer, Alzhéimer, diabetes y malaria.