esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Martes 02 de Junio de 2020 a las 06:45

Las circunstancias no frenan a los cursos de verano

La XXI edición se impartirá de manera online, a través de la plataforma Teams, y los alumnos podrán reconocer créditos ECTS. Este año los cursos serán gratuitos, y versarán sobre temas de máxima actualidad.

Alberto Viña

La situación excepcional provocada por la pandemia de Covid-19 no ha postergado a los cursos de verano, que celebrarán su XXI edición entre los días 29 de junio y 3 de julio. Se deberán celebrar, eso sí, de manera telemática, mediante videoconferencias que se realizarán a través de la plataforma Teams, serán completamente gratuitas y los estudiantes podrán reconocer créditos ECTS.

La responsable de los cursos de verano de la URJC, Cristina del Prado, indica su alegría por haber podido sacar los cursos adelante: “A pesar de las circunstancias, hemos trabajado duro para que los cursos no dejen de estar en la universidad. Esta es nuestra XXI edición, y la Covid-19 no nos iba a parar”. El objetivo principal es “conectar a la universidad con la sociedad, estar cerca de ella y no aislarnos”.

En cuanto a los temas de los que se hablará en los cursos, Del Prado cuenta que estos serán de “máxima actualidad”. Entre otros, destacan los de 'Acción por el clima', 'Vida terrestre y marina en la agenda 2030', 'Educar en valores mediante la actividad física' y 'Mujeres en las novelas de Benito Pérez Galdós'. Además, cabe destacar que la conferencia inaugural será impartida por la escritora Elvira Roca (autora de ‘Imperiofobia y leyenda negra’, entre otros), y está titulada “Historia y reputación: el caso español”.

Pasión por aprender

Los cursos de verano han celebrado también un concurso para seleccionar el cartel oficial de su XXI edición. La ganadora fue la propuesta de Fernando Algorta, diseñador gráfico y arquitecto profesional. Tal y como él mismo indica, es un cartel “sugerente, porque capta el momento crucial en el que el clavadista está a punto de realizar su clavado, esta vez en una piscina en forma de libro”.

Se trata de una imagen con un mensaje “simple y directo, pero si nos ponemos en la mente del clavadista nos hace pensar en mejorar y ampliar nuestras habilidades”, cuenta la organización del concurso.