esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Viernes 12 de Junio de 2020 a las 07:00

El 'smartphone' multiplica la exposición a mensajes difamatorios y diluye la coherencia moral

El 'smartphone' multiplica la exposición a mensajes difamatorios y diluye la coherencia moral El 'smartphone' multiplica la exposición a mensajes difamatorios y diluye la coherencia moral

Una investigación de la Universidad Rey Juan Carlos analiza los efectos de los mensajes difamatorios en los jóvenes a través de su teléfono móvil y la importancia de los contextos y medios de recepción.

Raúl García Hémonnet

Los autores del estudio, Isidoro Arroyo-Almaraz y Raúl Gómez-Díaz del grupo Sic de alto rendimiento de la URJC, han llevado a cabo un experimento piloto de carácter social en el que intentan responder a la gran pregunta de por qué se ha producido un aumento del fenómeno del ciberacoso (mediado por los teléfonos móviles y por sus aplicaciones) que favorecen la presencia permanente en la red de este fenómeno. Esta investigación se ha publicado en el último número de la revista de ciencias sociales, 'Prisma Social'.

Entre otros aspectos, estos expertos han concluido que “el smartphone multiplica la exposición a mensajes difamatorios y contribuye a diluir la coherencia moral, inhibiendo que las actitudes previas ante este fenómeno, formadas a través del aprendizaje, funcionen como cortafuegos”, como señala el profesor del Área de Comunicación Audiovisual Isidoro Arroyo, para detener la difusión de este tipo de mensajes, que pueden dar inicio a casos de ciber acoso.

Los investigadores han requerido la participación de 40 jóvenes (28 estudiantes de bachillerato y secundaria y 12 universitarios) a los que presentaron casos de mensajes difamatorios, en grupo y en solitario. Los participantes debían responder a una serie de preguntas en papel y a través de su teléfono móvil.

El estudio indica que los sujetos que mostraron una alta identificación con los personajes de los mensajes se muestran bastante coherentes entre lo que responden en papel y lápiz (presencial) y via teléfono móvil (en solitario), pero que esto cambia en aquellos que presentan un bajo nivel de identificación con esos protagonistas, especialmente a la hora de responder a través de smartphone.

La importancia del contexto

Según el trabajo, “el contexto de recepción del mensaje y el medio (teléfono inteligente) aumentan la incoherencia moral de la respuesta ante un mensaje difamatorio, esta labilidad (inestabilidad) en la respuesta favorece la potencial conducta de difamación a través de este tipo de dispositivos porque no facilita que afloren los sentimientos morales de culpa, que podrían evitarse si hubiera un tiempo suficiente para la reflexión”

En este sentido, el profesor Arroyo señala que “estos (los sentimientos morales de culpa) se detectan posteriormente por el elevado aumento de la activación emocional cuando a los receptores se les pide que categoricen los mensajes de recibidos a través de su WhatsApp. No se puede determinar que esta activación emocional, tan significativa, al ser preguntados por el contenido de los mensajes, se deba a un reconocimiento de la inmoralidad de los mismos, pero se presume que el aumento de carga emocional tuviera que ver con el sentimiento de culpa por haber recibido un mensaje difamatorio y no haber activado su consciencia de reprobación. Esto es, que los receptores descubren súbitamente, al ser preguntados, que su conducta podría ser reprobada socialmente. Circunstancia que solo se produce presencialmente y no cuando se actúa en solitario”.

Solos, menos coherentes

Al ser recibidos los mensajes en solitario y respondidas las preguntas a través del smartphone, señala el profesor Arroyo, “hemos comprobado que  las respuestas son menos coherentes cuando se activan en  contextos solitarios. Hay una  pérdida de coherencia moral, que aumenta el riesgo de que algunos  sujetos se inhiban ante el ciberacoso, difundiendo dichos mensajes y con ello, multiplicado la exposición a estos mensajes a terceros”.

El mensaje difamatorio no emociona más que el neutro

Por otro lado, otra de las principales conclusiones del estudio es que “el mensaje difamatorio no genera mayor activación emocional que el mensaje neutro y no se encuentra relación entre empatía e inteligencia emocional con la identificación con los personajes difamatorios”. El profesor Arroyo señala que esto, se produce “en parte, porque se rompe la cadena de coherencia moral entre nuestras actitudes y nuestro comportamiento”. Aunque en este punto los investigadores también reconocen las limitaciones del estudio ya que, señalan que “se debería haber aumentado el contenido difamatorio de los mensajes y haber marcado una diferencia mayor entre el mensaje difamatorio y el neutro, incluso no habernos restringido tan solo a uno por cada categoría. Asímismo hubiera sido deseable haber experimentado con una muestra mayor de personas en el testeo neurocientífico”.

Arroyo-Almaraz, I., & Gómez-Díaz, R. (2020). Efectos en los y las jóvenes de los mensajes difamatorios a través de su smartphone e influencia de los contextos y medios de recepción. Revista Prisma Social, (29), 260-281. Recuperado a partir de https://revistaprismasocial.es/article/view/3572