esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Miércoles 24 de Junio de 2020 a las 07:00

Casi millón y medio de personas abandonaron el ejercicio físico por la pandemia

Un estudio en el que ha participado la URJC analiza el impacto de la COVID19 en el ecosistema deportivo español.

Raúl García Hémonnet

La práctica del deporte y el ejercicio físico es fuente de salud y bienestar personal y social. A veces su importancia pasa inadvertida, pero cuando, por causas como una pandemia global, desaparece de las vidas de los ciudadanos, se nota, y mucho.

Es lo que pone de manifiesto el 'Estudio del Impacto del COVID19 sobre el ecosistema del deporte español' de la Asociación del Deporte Español, la Fundación España Activa (en la que participa ampliamente la URJC) y el Consejo Superior de Deportes, presentado ayer por la presidenta del CSD, Irene Lozano, que indicó que con el Estudio se conoce la situación real del deporte en España y que “este está más unido tras la crisis sanitaria y eso nos ayudará a afrontar los problemas económicos” .

Entre las principales conclusiones del estudio destaca el hecho de que 1.400.000 personas dejaron de hacer ejercicio o deporte por culpa de la pandemia. Según Alberto Jiménez, uno de los autores del estudio y profesor del área Educación Física y Deportiva e Investigador del Centro de Estudios del Deporte de la URJC, “la población necesita mantener unos 150 minutos semanales de actividad física moderada para prevenir enfermedades. La actividad física es uno de los mejores instrumentos para promover y prevenir la salud y ahorrar en costes sociosanitarios”.

El coste derivado de la inactividad física en España en 2020 era de 1.803 millones de euros. Esta cantidad ha aumentado, por culpa de la pandemia, en 503 millones, alcanzando la suma total de 2.312 millones de euros para este año.

Caída de ingresos del 38'5 por ciento

El sistema deportivo español ha registrado una caída de ingresos previstos del 38,5 por ciento debido a la COVID19, lo que asciende a un total de 4.600 millones de euros. Alfonso Jiménez señala que, tras hablar con la práctica totalidad del sistema, “el sector está pidiendo medidas de reactivación como una reducción del IVA o una nueva Ley de Mecenazgo, que permitiría recuperar ese valor perdido, según se señalan las organizaciones consultadas en en el estudio”.

De cara al futuro, el estudio indica que, si la reducción en la población practicante por efectos de la crisis de la COVID19 se mantiene y los niveles de actividad y servicios no se recuperan a los niveles del 2019, el impacto en el empleo deportivo podría suponer una pérdida de entre 31.000 y 42.000 puestos de trabajo.

Los investigadores se han comprometido a volver a realizar el estudio durante el mes de noviembre y esperan que, con las medidas adecuadas, se pueda mitigar el efecto de la pandemia. El trabajo es el diagnóstico que resulta tras haber analizado en profundidad la situación del deporte en España, un sector con un impacto en la sociedad de 12.000 millones de euros al año, sin contar los ingresos generados por el fútbol profesional.