esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Viernes 10 de Septiembre de 2021 a las 16:15

El rector inaugura “el primer curso de los próximos 25” en la URJC

Javier Ramos ha inaugurado oficialmente esta mañana el curso 2021-2022 con un discurso en el que llama a conocer el pasado y tener objetivos comunes para construir un futuro. Así mismo, ha asegurado que la universidad comienza este nuevo año lectivo con “convicción, determinación y fortaleza”.

Raúl García Hémonnet

Ante un auditorio mermado por la situación sanitaria, el rector ha inaugurado el curso 2021-2022, en el que la Universidad Rey Juan Carlos cumplirá 25 años. Javier Ramos ha reivindicado el valor del pasado y de la historia como fuente de aprendizaje en un momento en el que vivimos instalados en el ahora “saltando de presente en presente sin mirar al pasado”.

En este sentido, Ramos, en un discurso pronunciado en el salón de actos del edificio Rectorado del campus de Móstoles, se ha referido al pasado más reciente de la universidad, plasmado en la Memoria Académica del curso 20-21y ha destacado varios hitos que la URJC ha conseguido en el mismo. “Estamos ya en la media respecto a la Comunidad de Madrid en la nota de ingreso de la EVAU. Tenemos un 31% de alumnas en ingenierías y un 61% en grados de ciencias. Contamos con un 4% de profesores extranjeros, mientras que en el resto de España son el 2,5% y hemos mejorado el número de sexenios en un 23%. Ayer se publicaban los datos de DOCENTIA dónde han sido admitidos 589 profesores de los cuales 227 han merecido la calificación excelente, 246 notable y 53 favorable. Así se fortalece la universidad”, ha explicado.

El rector ha recordado también que el objetivo durante este curso que ahora comienza es recuperar la presencialidad y recordó que se está trabajando de manera conjunta con la Comunidad de Madrid para alcanzar dicho propósito porque, ha señalado Ramos, la Universidad Rey Juan Carlos es una universidad presencial.

Ramos también ha señalado que en la URJC “la presencialidad se apoya inexorablemente en el mundo digital” y ha indicado que la Rey Juan Carlos ha liderado una nueva línea de digitalización de la metodología docente con la que se ha acompañado a los estudiantes dentro y fuera del campus, “tuvimos claro desde el principio que había que beneficiarse de las herramientas tecnológicas para mejorar el proceso de aprendizaje, no olvidemos que estas nuevas posibilidades integran un lenguaje en el que están inmersos nuestros estudiantes presentes y futuros”. Así mismo ha abogado por un modelo transversal de transmisión del conocimiento, “apostamos simultáneamente por el fomento de la vida campus complementado por la potencia de la tecnología.  El profesor, con toda la fuerza de los algoritmos, al servicio de la transferencia del conocimiento”.

Dinamizar la vida en el campus

De cara a la recuperación paulatina de la presencialidad, al principio en un 50%, con el objetivo del 100% marcado para ser alcanzado durante el curso, el rector ha señalado que, tras el paréntesis obligado por la COVID-19 se va a “dinamizar la vida campus, tanto para estudiantes como para el resto del personal: aulas digitalizadas, espacios para trabajo en grupo, lugares de estudio y ocio y zonas deportivas.

Espacio de libertad de pensamiento

Javier Ramos ha reivindicado la universidad como un espacio garante de libertad, “donde nuestras herramientas son la creación y transmisión de conocimiento, el pensamiento y la ciencia. Contamos con personas que se atreven a tener grandes sueños y comprometen su esfuerzo, su tiempo y su energía para hacerlos realidad”, ha señalado.

Mirada abierta

Ramos señaló que, en un momento en el que proliferan “los populismos y los nacionalismos” que hacen un “mundo más pequeño” hay que tener una mirada abierta. En este sentido ha recordado que la URJC forma parte de la Alianza Universitaria EULIST en cuyo seno se van a empezar a crear posgrados internacionales que “atraigan talento”.

El rector recordó también la apuesta clara por la investigación y la innovación con el objetivo de crear empresas de base tecnológica. También tuvo palabras para el compromiso con el emprendimiento de los estudiantes y situó la URJC como motor económico del sur de Madrid.

En una sociedad en la que algunos, dijo, “no paran de de idear métodos para aumentar y jalear la mediocridad, para arrinconar el pensamiento crítico”, las universidades y la URJC en particular deben seguir en la búsqueda del talento y primar y el mérito y que esa búsqueda “continúe siendo por el trabajo, empeño y voluntad, no por la suerte de haber nacido en una familia con posibles”.

Durante su discurso Javier Ramos tuvo también palabras de recuerdo para la integrante del PAS fallecida durante este curso, María Sacramento Rubio Arribas, que recibió la medalla al Mérito a título póstumo y para el profesor de la ESCET José Iglesias Morán, que pronunció una lección inaugural sobre el reto energético al que la humanidad se enfrenta.

El rector estuvo acompañado en el acto por diversas autoridades regionales, entre las que destacó la presencia de la presidenta de la Asamblea de Madrid, Eugenia Carballedo Berlanga, y autoridades locales, como las alcaldesas de los municipios del sur de Madrid en los que la URJC tiene implantación.

Cambio de paradigma energético

IglesiasLeccionInaugural

La lección inaugural del curso 2021-2022 en la URJC ha permitido a la audiencia, tanto en el salón de actos como a través de la página web, hacerse una idea clara del desafío energético que el planeta tiene delante.

José Iglesias Morán, coordinador del grado en Ingeniería de la Energía, ha realizado un completo repaso del modelo energético actual, basado al 80% en fuentes de energías fósiles. Modelo que ha causado el cambio climático, que ya no es reversible pero “sí se puede contener para evitar sus efectos más nocivos”. Para lograr el objetivo de la contención y en línea con los grandes expertos internacionales este profesor de la ESCET llama la atención sobre la descarbonización de la economía que debe llevarse a cabo el sector residencial, del transporte y en la industria y ha señalado diversas vías y modos de llevar a cabo esta transformación energética, algunos ya en marcha, como la ‘electrificación’ del transporte, la sustitución de fuentes de energía fósiles por renovables como generadores mayoritarios de energía del modelo, o el uso del hidrógeno como fuente energética, entre otros.

El profesor iglesias Morán ha indicado que la universidad debe acompañar a la sociedad en este proceso de cambio y transformación energética y también liderarla haciendo lo que mejor sabe hacer, generar y transmitir conocimiento.