esen
  • 2017cover Actualidad
  • 1
Lunes 11 de Octubre de 2021 a las 07:45

Los retos de Seguridad y Defensa en la era post COVID 19

La XIV Edición de Seminario Permanente, organizada por la Cátedra Francisco Villamartín, desarrolla seis bloques temáticos durante los meses de octubre y noviembre que analizarán amenazas en los tiempos de pandemia

Dária Efimova

El inicio de curso académico 2021-22 trae consigo la XIV Edición de Seminario Permanente, organizado por la Cátedra Francisco Villamartín. El segundo módulo del programa, que versa sobre “Amenaza nuclear, química y bacteriológica”, tendrá lugar el día 13 de octubre, de 17 a 19 horas, en el Salón de Actos del campus de Madrid, en Vicálvaro. Cada seminario cuenta con el reconocimiento de 0,1 créditos RAC.

Ponencias de gran valor añadido para los estudiantes

El programa se divide en seis bloques temáticos, todos tratando, de alguna forma, el impacto que ha tenido la pandemia en la seguridad y defensa. Economía, inteligencia, industria y periodismo son algunos de los aspectos discutidos en el seminario. “Organizamos las ponencias teniendo en cuenta la especialización de los coordinadores de cada bloque”, narra Vicente Garrido Rebolledo, profesor de Relaciones Internacionales de la URJC y director de la Cátedra de Seguridad y Defensa ´Francisco Villamartín´. De esta forma, consiguen entender mejor las necesidades del alumnado de cada grado y facultad, y crear contenido entorno a ello.

A partir de octubre, cada semana habrá un seminario en diferentes campus de la URJC. El segundo módulo, que se celebrará el 13 de octubre, se divide en dos ponencias. La primera, titulada “La amenaza nuclear y biológica”, será impartida por el ingeniero nuclear y Consejero Técnico de Asuntos Exteriores, Carlos Torres Vidal. La otra, que trata sobre amenazas químicas y bacteriológicas, tendrá como ponente a Secretario General de la Autoridad Nacional para la Prohibición de las Armas Químicas (ANPAQ), Fernando Borredá Juste.

La calidad de las ponencias son un aspecto muy importante para los organizadores del Seminario Permanente. Según explica Vicente Garrido: “El objetivo es dar un enfoque especialista del tema en cuestión. No vienen a hablar personas del ámbito académico, sino aquellas que están, o han estado, implicados en el sector.” Así, se consigue aportar un gran valor añadido a los contenidos del programa, pues analizan aspectos que “no se ven en las guías docentes”.

Interés más allá de lo académico

Aunque se centra en la seguridad y defensa, una de las ventajas del Seminario Permanente es su enfoque multidisciplinar. De esta forma, resulta interesante para estudiantes de diferentes carreras y especializaciones. Ahora, durante la pandemia, gana también interés por parte de la población general. “A través de películas, libros, series, se genera confusión, pero también se forma curiosidad”, concluye Vicente Garrido. “El público empieza a preguntar qué hay de cierto y qué cosas son mentira; y nosotros lo explicamos de la manera más interactiva y profesional posible.”