• 2017cover Actualidad
  • 1
Jueves 11 de Noviembre de 2021 a las 09:42

Los universitarios madrileños, satisfechos con la adaptación docente en la pandemia

Se acaba de publicar el Informe el Informe de Buenas Prácticas Docentes en Período COVID-19 de la Fundación Madri+D que analiza, en un extenso documento cómo se han adaptado las diferentes universidades de la región a la docencia en remoto con motivo de la pandemia.

Raúl García Hémonnet

Casi el 90% del alumnado universitario madrileño se ha mostrado satisfecho o muy satisfecho o muy satisfecho con la adaptación docente llevada a cabo por las universidades de la Comunidad de Madrid, durante los cursos 2019/2020 y 2020/2021. Es una de las principales conclusiones del Informe de Buenas Prácticas Docentes en Período COVID-19.

El informe, también pone de manifiesto, “el sobresaliente esfuerzo de toda la comunidad universitaria que ha conseguido sobreponerse a las circunstancias, adaptándose de manera rápida a las restricciones. Conviene reconocer su labor y su esfuerzo y recordar que el mantenimiento de adaptaciones a medio o largo plazo requerirá del apoyo institucional necesario y de modificaciones de planes de estudio, en su caso”.

Para la realización del informe, se ha contado con un representante de cada universidad, en el caso de la URJC, la responsable ha sido la profesora de Fundamentos de la Arquitectura y Diseño y Gestión Integral de la Imagen y Coordinadora Académica del Programa de Innovación Docente del CIED (Centro de Innovación Docente y Educación Digital) de la URJC, Irene Ros.

Para Ros, “la coordinación entre todos los participantes ha sido un trabajo muy satisfactorio y he aprendido muchísimo de muchas cosas, a pesar de ser online y de venir de campos muy diferentes del conocimiento”.

La docente de la URJC también ha querido desgranar cómo el alumnado y el cuerpo docente de la Universidad Rey Juan Carlos ha afrontado esta situación excepcional, generada por la pandemia de la COVID-19.

Satisfechos con la adaptación

Según explica la profesora Ros, “los estudiantes, en general, estaban bastante contentos con la labor docente y reconocían un gran esfuerzo del profesorado para adaptarse a la situación”. El alumnado ha valorado, entre otros aspectos los canales de comunicación con sus docentes, a través de grupos de Whatsapp o canales de preguntas y respuestas., además, señala Ros, lo que se desprende de las entrevistas realizadas es que “han dispuesto de muchas tutorías y, algunos, como los de Turismo, Ciencias Experimentales e ingenierías han podido utilizar simuladores en sus sesiones prácticas”.

Irene Ros también ha destacado el grado de satisfacción con la información institucional proporcionada, así como, añade, “con la evaluación práctica y el trabajo colaborativo”.

Como en todas las situaciones, siempre existen campos en los que las cosas se pueden hacer mejor. Entre estas áreas: se encuentran la disponibilidad de espacios de trabajo (online y presencial) y la agilización de canales de preguntas y respuestas para encontrar la info de forma rápida. Así mismo, los estudiantes entrevistados señalan la necesidad de mejorar las funcionalidades de la APP de la URJC, así como ajustar la carga de trabajo, “especialmente en momentos de docencia híbrida o no presencial 100%”, señala Irene Ros, que añade que el alumnado, “mostró su predilección por el Aprendizaje Basado en Proyectos, el trabajo en equipo y unos sistemas de evaluación acorde con dichas metodologías”. Algo que ha sido una constante en las respuestas del estudiantado ha sido la predilección por la presencialidad 100%, lo que, desde hace semanas, ya es una realidad en la URJC.

Sobreesfuerzo docente y mejora de la relación profesor-estudiante

Los docentes, en general, y los coordinadores de titulación en particular, han destacado el sobreesfuerzo del cuerpo docente de la URJC al tener que adaptar metodologías presenciales a la docencia en remoto en un tiempo récord. De un día para otro, casi, muchos y muchas docentes de la URJC tuvieron que incluir conceptos como el aprendizaje invertido (que implica un gran trabajo de preparación antes de la clase), el Aprendizaje Basado en Proyectos o el aprendizaje colaborativo.

Durante estos dos cursos condicionados por la situación sanitaria, los profesores, “vieron que podían colaborar con otros grados y tener mayor coordinación docente, les supuso una oportunidad para darse cuenta”, señala Irene Ros, que añade que “al tener un contacto más continuado con el alumno, a través de los distintos canales de comunicación puestos en marcha”, se ha producido una mejora en la relación entre profesores y estudiantes.

Los docentes, así mismo, han destacado el apoyo institucional recibido y y rápida reacción de la URJC, “la dotación de recursos y herramientas que fue bastante buena y rápida. En el momento de confinamiento inicial la adaptación fue más complicada, pero salimos adelante.” Indica Irene Ros que también señala la puesta en valor, por parte del profesorado de las Infografías de apoyo a la docencia desarrolladas por el CIED, “porque de un vistazo seguías los pasos y eras capaz de adaptarte a la nueva situación”, así mismo han destacado los webinarios y seminarios organizados por el Centro.

Los docentes han destacado el uso de diferentes herramientas informáticas algunas ya conocidas y otras más novedosas como wooclap o h5p, entre otras.

Sobre los márgenes de mejora, los docentes destacan la asignación de más recursos para el desarrollo de apps informáticas y la formación sobre el uso. La uniformidad de criterios en docencia online en todas las escuelas y facultades y el reconocimiento del tiempo empleado en la preparación y la adaptación de la docencia.